The American Vision: A Biblical Worldview Ministry

El Ateo que quiere que los Educados en Casa Limpien Inodoros Responde

Become an insider.
Sign up for our emails.

We won't spam, rent, sell, or share
your information in any way.

La respuesta al artículo “Los Educados en Casa Solo son Buenos para Limpiar Inodoros” atrajo una gigantesca respuesta de estudiantes educados en casa y de sus padres en todo el país. También lo tomaron otras organizaciones de educación en casa para publicarlo en sus sitios web.

Estoy sorprendido por este maravilloso logro de tanta gente joven y la dedicación de sus padres.  Aquel ateo que hizo el comentario sobre “limpiar inodoros” resalta la ignorancia de cuan diversa, realizada, y trabajadora es la comunidad de los educados en casa.  Los hechos son irrelevantes para su mentalidad atea.

Existen muchas personas famosas que fueron educadas en casa.

Durante meses he recibido correos electrónicos de esta persona emitiendo retos demandando que yo refute sus reclamos acerca de que Jesús nunca existió, la Pascua nunca ocurrió, y, por ejemplo, existe una contradicción en las historias de Jabín en Josué 11:1-11 y otro Jabín en Jueces 4:23. Por qué él ve estas dos historias como contradictorias está más allá de mi. Podrían haber existido dos personas llamadas Jabín, el Jabín de Jueves 4 siendo el descendiente del Jabín de Josué 11.  Jabín pudo haber sido un gobernante como Herodes, Faraón, y Cesar, los cuales son usados múltiples veces en la Biblia.

Gleason L. Archer identifica “como veintisiete individuos diferentes mencionados en el Antiguo Testamento que llevaban el nombre de Zacarías,”[1] mientras R.T. France dice “que hay treinta.”[2]  El nombre personal más frecuente en la Biblia es Zacarías.  Al menos treinta reyes, príncipes, sacerdotes, profetas, sirvientes, hijos, trompetistas, y centinelas reclaman este nombre, el cual significa “Jehová recuerda.”[3]

¿Por qué un editor bíblico permitiría una contradicción tan notable? No lo haría porque no es una contradicción.

Mis primeros correos electrónicos intentaron engancharlo en un debate razonable.  Sin embargo, me di cuenta rápidamente, que evidencia contraria a su postura no significa nada para él, y me refiero a realmente nada.  Su idea de “refutación” es “sacar el elefante,” y eso es, apilar evidencia seleccionada la cual frecuentemente cuenta solo un lado de la historia, para utilizar “evidencia” fabricada tomada de sitios en internet sin nombre, rehusando así el reconocer cualquier evidencia contraria, y así declarar erróneamente la naturaleza del debate.

En algunos casos, encontré que él no estaba tan familiarizado con el objeto bajo discusión.  El problema de la educación en casa es el punto del caso.

Aquí está su respuesta a los comentarios publicados debido a su propuesta de que los educados en casa solo son buenos para limpiar inodoros y cortar el césped:

“Gary, ¿cómo es que durante meses solo existen tal vez seis o siete personas en total comentando en tu blog? Y de repente Gary necesita probar un punto, necesita apoyarse en la vieja fuerza de los números de la estratagema cristiana, y llama a todas estas personas invisibles para apoyar su reclamo sobre la educación en casa. ¿Cuántas de estas publicaciones fueron escritas por personas reales y cuántas de estas falsificaste? ¿Todas? Puedo apostar que no más de dos o tres de esos comentarios son auténticos. El resto de ellos suenan como un falso tu. ¿Qué tan bajo caerías, cuántas mentiras podrías decir, cuánta basura apaleas debido a tu frustración por no ser capaz de quemarme en la hoguera? Has alcanzado un nuevo nivel de perdedor. Qué falso y fanático.

Anticipé esta reacción. Es típico de la manera en la que argumenta rehusando lidiar con la evidencia contraria. Nunca he pedido que apoyen alguno de mis artículos de esta manera. El artículo original golpeó un nervio en la comunidad bajo apreciación, frecuentemente mal entendida, y regularmente difamada.

El ateo tiene una cosmovisión para defender, y la defenderá a toda costa, y que la evidencia contraria sea condenada.  Sir Arthur Eddington describe la metodología de la persona que nos envía este correo electrónico de una muy buena manera en su libro “La Filosofía de la Ciencia Física”: “Lo que mi red no puede atrapar no es pescado.”  Debido a que los correos electrónicos de los educados en casa no se conforman a sus ideas preconcebidas sobre la educación en el hogar, esta persona debe concluir en que son fraudulentos.  Estos no son pescados. Admitir lo contrario sería cuestionar las asunciones operativas de su cosmovisión.

En vez de admitir que estaba equivocado, él me acusa de mentir, ¡de fabricar más de 100 correos electrónicos! Ahora, si esta es la manera en la que él maneja la evidencia que es fácilmente corroborable, ¿puedes imaginar como es que él va a lidiar con evidencia histórica que tiene más de 2,000 a 3,000 años de edad?

Mi artículo anterior fue un prueba del caso para demostrar cómo es que algunas personas argumentan a favor de su posición. Los hechos no son neutrales. Estos siempre son interpretados. Así que, ¿cuál es el siguiente paso a tomar para alguien a quien no le gustan los resultados de los hechos? Insultos. Lo hemos visto en debates políticos todo el tiempo. Es un racista, Ellas es anti-semitista. Ellos son “homofóbicos”.  Los conservadores son fascistas.[4] Él es un Nazi.

Pero esta persona que nos escribió el correo electrónico fue un paso más allá de las generalizaciones. Aquí está su más reciente: “Gary ¿niegas alguna conexión con el partido Nazi de América? Ten cuidado de cómo respondes. He hecho investigaciones sobre ti mentiroso.” Claro, no hay razón para ser cuidados ya que la respuesta es no, y él lo sabe.  Cuando un debate está pronto a perderse, tu puedes casi predecir que las cartas de raza, fascista, anti-semitismo, y Nazi van a ser jugadas. Cuando eso sucede, tu sabes que tu oponente tiene “ases y ochos,” la mano de un hombre muerto.


[1] Gleason L. Archer, Encyclopedia of Bible Difficulties (Grand Rapids, MI: Zondervan, 1982), 338.

[2] R. T. France, The Gospel of Matthew (Grand Rapids, MI: Eerdmans, 2007), 881.

[3] 18. Lynne Hilton Wilson, “The Confusing Case of Zacharias,” in Religious Educator 14:2 (2013), 107–123.

[4] Existe un intercambio que tuvo lugar entre George Carlin (QEPD) (1937-2008) y el libertario James Glassman en el programa de HBO Real Time with Bill Maher (Septiembre 9, 2005) en donde “la carta fascista” fue sacada por Carlin. Como es de costumbre, es un sustituto para un argumento real. Esto se reproduce en Jonah Goldberg, Fascismo Liberal: La Historia Secreta de la Izquierda Americana desde Mussolini hasta la Política del Significado.

Filed under: ,

Join the email family.

We won't spam, rent, sell, or share
your information in any way.

Join the support family.

Donate Now
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram
The American Vision

GRATIS
VER