The American Vision: A Biblical Worldview Ministry

Quien Defina lo que la Familia es la Controla

Become an insider.
Sign up for our emails.

We won't spam, rent, sell, or share
your information in any way.

Dos artículos aparecieron hace un tiempo sobre los monos y su supuesta similitud con los humanos.  En el primer artículo, aprendimos que cuando se le dio teclados y computadoras a los monos, estos hicieron un desastre.  Basados en la prueba del Teorema del Mono Ilimitado, investigadores de la Universidad de Plymouth en Inglaterra reportaron que cuando se dejó solos a los monos con las computadoras, estos las atacaron y fallaron en producir una sola palabra.  Parece que no les gusta o disgusta la letra “s.”[1]  Pueda ser que hayan visto la letra “s” como una serpiente, lo cual explicaría las acciones del macho alfa.  Este mostró un muy buen ingenio en hacer-herramientas al utilizar una roca como martillo, posiblemente para golpear a la serpiente hasta matarla.

“Eventualmente los seis monos, -llamados Elmo, Gum, Heather, Holly, Mistletoe, and Rowan- produjeron cinco páginas de “texto.”  Sin embargo, ese “texto” fue compuesto primariamente por la letra S, con las letras A, J, L, y M agregadas en raras ocasiones.  Mike Phillips notó, ‘Ellos presionaron mucho las S’s.’ Él declaró, ‘obviamente, el Inglés no es su idioma principal’.”[2]

El Teorema del Mono Ilimitado declara que un mono golpeando teclas al azar en un teclado de máquina de escribir por una cantidad infinita de tiempo siempre va a escribir algún texto dado, tal como las obras completas de William Shakespeare.

O tal vez fue una exhibición de humanidad.  ¿Cuántos de nosotros hemos querido golpear nuestra computadora con una roca después de que nos haya salido “la pantalla azul de la muerte” o un mensaje que nos dijo que acabábamos de realizar una “operación ilegal”? Un rasgo muy humano definitivamente.

Se dice que el evolucionista Thomas Huxley fue quien dijo que, dando el tiempo suficiente, los monos producirían literatura.  Pero por desgracia los monos de las computadoras solo estaban siendo monos.  Los científicos estaban decepcionados cuando sus “familiares” simios vieron las computadoras como inodoros interiores.  Parece que pasaron más tiempo defecando y orinando sobre todos los teclados.

Los científicos no se han dado por vencido con los monos.  Uno de los científicos observadores dijo que el experimento mostró que los monos “no son generadores al azar; ellos son algo más complejo que eso.  Ellos estuvieron bastante interesados en la pantalla, y vieron que cuando escribían una letra, algo sucedía.  Hubo cierto nivel de intención aquí.”  Una observación científica viene a implicar que los dólares de investigación van a continuar fluyendo.

En el segundo artículo, se nos dijo que “los chimpancés son más cercanos a los humanos que a los gorilas y que a otros simios – tan cercanos que los científicos dijeron que estos deberían compartir un espacio en alguna rama del árbol familiar.”[3]  Las similitudes genéticas se ha dicho que son alrededor del 97 por ciento.  Aparentemente, los científicos que salieron con esta conclusión no han leído sobre los monos que defecaron y orinaron sobre las computadoras.

No hay duda de que existe cierta correspondencia.  Pero es ese tres porciento que hace toda la diferencia.  Deberíamos esperar encontrar similitudes entre todas las cosas vivientes ya que ellas fueron diseñadas por el mismo diseñador.

Pero ¿acaso los chimpancés actúan igual a los humanos en un 97%? ¿Dónde están sus hogares, sus bibliotecas, hospitales, organizaciones de caridad, caminos, varias formas de locomoción, tiendas de conveniencia, o Kwik-E-Marts? ¿Dónde está el arte y la música chimpancé? El 97% homo sapiens no tiene ni siquiera solucionado su problema de tubería interna o el concepto de un anexo.  Para ellos, el mundo es su inodoro.

No es que los chimpancés hayan creado algo que los humanos hayan creado; estos no han creado nada que se asemeje a la civilización.

Solo existen dos puntos de partida funcionando en cuanto al origen y la definición de lo que constituye una familia.  O la familia es un pacto ordenado por Dios entre un hombre y una mujer y sus hijos es un contrato social en constante evolución.

En términos de la ciencia evolutiva moderna que predomina en las universidades de la nación, la familia no es una estructura pactual ordenada por Dios:

“Eruditos tempranos de la historia de la familia aplicaron la teoría Darwiniana biológica evolutiva en su teoría de la evolución de los sistemas de familia.  El antropólogo americano, Lewis H. Morgan, publicó ‘Ancient History’ en 1877, basado en su teoría de las tres fases del progreso humano, del salvajismo hasta el barbarismo hasta la civilización.”

Dadas las presuposiciones de la teoría evolutiva, la familia, como la evolución en general, vino a existir a través de la lucha salvaje: “cuando los hombres jóvenes crecieron, un concurso se llevó a cabo para tomar el dominio, y el más fuerte, por medio de matar y echar fuera a otros, se estableció como la cabeza de la comunidad.”

Claro que esta no es la familia original.  “En el pensamiento clásico cristiano,” Nancy Pearce escribe, “fue Dios que estableció el matrimonio, la familia, la iglesia, y el estado, y es él quien define su esencia natural –sus tareas, responsabilidades, y normales morales.”[4] 

Con el Darwinismo, la definición bíblica clásica de la familia ha sido descartada por una definición más “científica” la cual es puro materialismo.

Según la ciencia, siguiendo la física Newtoniana, “la sociedad civil fue representada como muchos átomos humanos que se juntaron para “enlazar” en varias relaciones sociales.”[5]  No existe un diseño con propósito en algo, viniendo de la teoría evolucionista.

Los átomos no tienen cuidado de estas cosas. Ellos simplemente son. Si aras profundamente en la estructura de los átomos no vas a encontrar un código moral, amor, compasión, esperanza, u otra de las cualidades atribuidas a los seres humanos.  El paleontólogo alemán Günter Bechly, antiguo curador del Museo Estatal de Historia Natural de Stuttgart, comentó, “si los humanos fueron originados desde el ámbito animal por un puro proceso sin guía, no existe una razón real en la naturaleza para tratar a los humanos diferente que las piedras. Es solo un agregado diferente de átomos.”[6]

Como resultado, como la materia, la familia puede ser moldeada en cualquier forma por aquellos que la están manipulando.  Porque no existe una definición fija de algo que llamamos “familia,” estamos viendo su casi completa desintegración a través de la redefinición.  Los roles sexuales tradicionales basados en las normas creacionales ya no existen más.  Los hombres se están casando con hombres y las mujeres con mujeres.  Los roles sexuales se han vuelto fluidos.  Existen hoy más de 60 géneros manufacturados.  Estamos viendo como todo es redefinido y protegido por el Estado para forzar el cumplimiento de cada redefinición.

Esto no es un nuevo desarrollo.  Existen, lo que Alvin Toffler llamó en 1980, “una desconcertante variedad de formas familiares: matrimonios homosexuales, comunas, grupos de ancianos agrupándose para compartir gastos (y algunas veces sexo), agrupamiento tribal entre ciertas minorías, y muchas otras formas de coexistencia que no se habían visto nunca.”[7]  Esta falsificación de familias atenta con reestructurar la familia creacional alrededor de un orden evolucionista en vez de hacerlo desde un modelo bíblico.  Quien defina lo que la familia es la controla.  El Estado se encuentra en el negocio de la definición.

Lo transgénico está creciendo.  Los padres están criando a sus hijos como “niños de género neutral” (theybies).  Por ejemplo, Charlie Arrowood no se identifica como hombre o mujer…Cuando la ley de New York tomó efecto en Enero de 2019, ellos planearon modificar el sexo registrado en su certificado de nacimiento a uno que encajara: “X,” una opción de género-neutral.

Tu podrías estar confundido sobre el uso de los pronombres “ellos” y “su.”  Verás, Charlie Arrowood, quien es transgénico, “usa el pronombre ‘ellos’ y el título de cortesía ‘Mx.,’ una alternativa de género-neutral de Ms. y Mrs.”[8]  Todo esto es lógico considerando un entendimiento atómico de la realidad.  La conglomeración de átomos (un ser humano evolucionado) determina su propia identidad.

En vez de estar en pacto con Dios, las conglomeraciones de átomos se unieron en la forma en la que les plació porque ese es su origen materialista.  “En el principio estaba el individuo atomístico. (Thomas) Hobbes incluso nos pide que ‘veamos a los hombres como si ellos acabaran de emerger de la tierra como hongos y ya maduros sin ninguna obligación entre ellos.’  Como los átomos de Newton, individuos se unieron y enlazaron en varios arreglos cuando descubrieron que haciéndolo adelantaban sus intereses.”[9]

Esto es lo que conocemos como nihilismo, representado en la segunda entrega de Love, Death, and Robots, titulada “Three Robots” (Tres Robots).  Tres Robots cruzan por un mundo post-apocalíptico tratando de determinar cómo los humanos hicieron para acabar con todo.  El primer robot, un Xbot 4000 pregunta: “¿Y quién los diseñó?”

El robot número dos, “Little Bot,” responde, “Es nuclear. Chequeamos su código…no hay número de serie del creador.”

El tercer bot ofrece una explicación que es típica de donde estamos académica y filosóficamente:

“Eso es porque ellos fueron creados por una deidad ‘insondable’ quien los creó del polvo sin ninguna razón aparente. Son bromas. Ellos vinieron de la una sopa muy caliente.”

Y por “sopa caliente,” entendemos la imposibilidad de una evolución química sin guía.  Esto no es ciencia; es ciencia ficción ilusoria.

El difunto R.C. Sproul (1939-2017) escribió, “La existencia de Dios es el elemento principal para construir cualquier cosmovisión. El negar esta premisa fundamental significa levantar su propio velero hacia la isla del nihilismo. Este es el continente más oscuro en la mente oscurecida –el paraíso último del necio.”[10]  Aquel que determina las nuevas relaciones familiares es el gobierno civil (el Estado), eso cada vez se hace menos civil mientras ataca a la familia bíblica.  A Richard Page, antiguo magistrado del Reino Unido, se le impidió regresar a un puesto de director no ejecutivo en un Servicio de Salud Nacional porque “expresó su postura de que, siempre que sea posible, los niños se comportan mejor con una madre y un padre.”

“A pesar de haber servido como magistrado en Kent por 15 años con un récord ejemplar, Richard fue reportado por sus comentarios, y, después se le investigó, fue disciplinado por el Lord Canciller y por el Lord Principal de Justicia.  Se le dijo que sus opiniones sobre la familia eran ‘discriminatorias en contra de las parejas del mismo sexo’ y fue excluido de asiento de magistrado hasta que recibiera un ‘entrenamiento de igualdad’.”[11]

David Brooks, un columnista de opinión en el New York Times quien escribe sobre política, cultura y ciencias sociales, declaró en The Atlantic que la familia nuclear es un error.”[12]  Para no quedarse atrás, está el libro de Sophie Lewis Completa Subrogación Ahora: Feministas en Contra de la Familia (Full Surrogacy Now: Feminist Against Family), “una polémica que hace el llamado para abolir la familia”[13] y “gestación de código abierto, totalmente colaborativa.”  ¿Cómo se puede lograr esto? La reproducción sería controlada por el Estado.


[1] “Monkeys Don’t Write Shakespeare,” Associated Press at WIRED (May 9, 2003).

[2] Brad Harrub, “Monkeys, Typewriters, and Shakespeare,” Apologetics Press (2003): https://bit.ly/2Tc1HNl

[3] Mike Toner, “Welcome Chimps into the Family of Man,” The Atlanta Journal-Constitution (May 2003).

[4] Nancy R. Pearcey, Love Thy Body: Answering Hard Questions About Life and Sexuality (Grand Rapids, MI: Baker Books, 2018), 233.

[5] Pearcey, Love Thy Body, 233.

[6] Quoted in Jenny Lind Schmitt, “If Rocks Could Talk,” World Magazine (March 2, 2019), 29.

[7] Alvin Toffler, The Third Wave (New York: William Morrow, 1980), 212.

[8] Andy Newman, “Male, Female or ‘X’: The Push for a Third Choice on Official Forms,’ The New York Times (September 27, 2018): https://nyti.ms/2CdMKSx

[9] Pearcey, Love Thy Body, 234.

[10] R. C. Sproul, The Consequences of Ideas: Understanding the Concepts That Shaped Our World (Wheaton, IL: Crossway Books, 2000), 171.

[11] “Judge appeals punishment for saying children do best with mom and dad,” WND (March 10, 2019): http://bit.ly/2TteJIw

[12] David, Brooks “The Nuclear Family Was a Mistake,” The Atlantic (March 2020): https://bit.ly/3cICHVx

[13] Marie Solis, “We Can’t Have a Feminist Future Without Abolishing the Family,” Vice.com (February 21, 2020): https://bit.ly/2yZF0VT

Join the email family.

We won't spam, rent, sell, or share
your information in any way.

Join the support family.

Donate Now
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram
The American Vision

GRATIS
VER